TRÁMITES DE PUESTA EN MARCHA

Son los trámites necesarios para que la empresa pueda comenzar a funcionar.

En la web del Portal PYME tienes información sobre los diferentes trámites para poner en marcha una actividad empresarial. Fíjate en que algunos de esos trámites son comunes a todas las empresas, mientras que otros son específicos de ciertos sectores económicos. Hay también trámites que deben realizarse solo en el caso de contratar trabajadores por cuenta ajena. Haz clic AQUÍ para acceder.


ACTIVIDADES.- Realiza las siguientes actividades y adjunta, en su caso, los documentos resultantes a tu Plan de Empresa:

1. Utiliza el buscador de la Agencia Tributaria para conocer el epígrafe del IAE correspondiente a la actividad de tu plan de empresa. Explica dónde y cómo debes darte de alta en el IAE y si además estás obligado a tributar por este impuesto. Añade tus conclusiones a tu plan de empresa.

2. Determina qué libros estás obligado a llevar según la forma jurídica de tu empresa y dónde debes legalizarlos. Añade tus conclusiones a tu plan de empresa.

3. Si vas a contratar trabajadores, debes inscribir tu empresa en la Seguridad Social y afiliar y dar de alta a los trabajadores. Averigua dónde y cómo debes hacerlo y qué documentación necesitas aportar. Añade tus conclusiones a tu plan de empresa.

4. Cada comunidad autónoma regula el procedimiento para otorgar licencias de actividades con posible incidencia ambiental. En la Comunidad Valenciana, dicha regulación está contenida en la Ley 6/2014, de 25 de julio. Consulta los Anexos de esta norma y determina a qué categoría pertenece la actividad de tu empresa y qué licencia se requiere. Señala también cómo y dónde debes tramitar la licencia. Añade tus conclusiones a tu plan de empresa.

CONSTITUCIÓN DE LAS SOCIEDADES

El proceso de constitución de una empresa es la serie de trámites que le dotan de personalidad jurídica, esto es, de plena capacidad para ser titular de derechos y obligaciones.

En la web del Portal PYME tienes información sobre el proceso para la constitución de las diferentes formas jurídicas. Haz clic AQUÍ para acceder.


ACTIVIDADES.- Realiza las siguientes actividades y adjunta, en su caso, los documentos resultantes a tu Plan de Empresa:

1. Entra en la web del Registro Mercantil Central para averiguar cómo solicitar y obtener la certificación negativo de nombre o razón social. Busca, descarga y completa el modelo de solicitud y únelo a tu Plan de Empresa en forma de Anexo.

2. Elige una entidad bancaria y localiza la sucursal más próxima a tu negocio. Averigua a través de su página web si dispone de cuentas específicas para empresas, qué condiciones tienen y qué servicios ofrecen. Resume tus conclusiones en tu Plan de Empresa.

3. Localiza en la web del Consejo General del Notariado la notaría más próxima a tu empresa. Indaga además sobre el coste medio de las escrituras de constitución de sociedades.

A continuación, busca en internet un modelo de estatutos sociales y cumpliméntalo para adaptarlo a tu negocio. Une el documento a tu Plan de Empresa.

SOCIEDADES

Según su forma jurídica, las empresas pueden ser empresarios individuales o empresas societarias. Estas últimas se clasifican, a su vez, en sociedades de capital (p.ej., las sociedades de responsabilidad limitada), sociedades de economía social (p.ej., las cooperativas) y sociedades personalistas (p.ej., sociedad colectiva).

El siguiente cuadro sintetiza algunas de las formas societarias más comunes. Pasa el cursor o haz clic sobre cada icono para ver la información más relevante:


SABER MÁS…

En la página web de IPYME encontrarás más información sobre estos y otros tipos de sociedades. Haz clic AQUÍ para acceder.

EMPRESARIO INDIVIDUAL

Entre los tipos de empresa según su forma jurídica destaca el empresario individual, que es la persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, con o sin trabajadores por cuenta ajena a su cargo. En este caso, la empresa no tiene personalidad jurídica propia, sino que coincide con la del empresario.

BALANCE

El balance es un documento que refleja la representación contable del patrimonio de la empresa en un momento concreto; es decir, qué bienes y derechos posee la empresa y cómo ha financiado su adquisición. Se compone de tres masas patrimoniales: activo, neto y pasivo.


1. ESTRUCTURA DEL BALANCE

Los elementos del activo se ordenan de menor a mayor liquidez (facilidad para transformarse en dinero), mientras que los elementos del patrimonio neto + pasivo se ordenan de menor a mayor exigibilidad.

Haz clic abajo para descargar el esquema del balance en formato PDF.


2. ECUACIÓN BÁSICA CONTABLE

Para entender mejor la ecuación básica de la contabilidad, te planteo este sencillo supuesto:

Imagina que tienes un saldo de 1500,00 € en tu cuenta corriente y que Hacienda va a devolverte 650,00 € en tu declaración anual del IRPF. Por otra parte, te queda por pagar 900,00 € de un préstamo bancario. ¿Cuál dirías que es tu patrimonio neto?
Si tu respuesta es 1250,00 €, has utilizado la ecuación básica contable:
PATRIMONIO NETO = LO QUE TENGO - LO QUE DEBO



3. ANÁLISIS DEL BALANCE: EL FONDO DE MANIOBRA

El análisis del balance de la empresa permite calcular una serie de indicadores o ratios que sirven para conocer su situación financiera.

Entre estos indicadores está el fondo de maniobra, que constituye la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente. Es decir, la cantidad del activo corriente que no está financiada con el pasivo corriente, sino con recursos permanentes de la empresa (neto + pasivo no corriente). Esto supone cierto margen de seguridad para la empresa, puesto que parte de su activo corriente se financia con recursos que o bien no hay que devolver o bien tienen que devolverse a largo plazo.

FONDO DE MANIOBRA = ACTIVO CORRIENTE – PASIVO CORRIENTE

Según el signo del FM podemos diferenciar principalmente dos situaciones financieras:

1) Si el FM es positivo (FM > 0), estamos ante una situación de equilibrio: las fuentes con vencimiento superior a un año no solo financian el activo no corriente, sino también parte del activo corriente. De modo que la empresa posee bienes y derechos a corto plazo para hacer frente a sus obligaciones y deudas a corto plazo.

2) Si el FM es negativo (FM < 0), estamos ante una situación de suspensión de pagos: los recursos permanentes (neto + pasivo no corriente) ni siquiera financian el activo no corriente. La empresa no tiene liquidez para hacer frente a sus deudas a corto plazo, de modo que existe riesgo de suspensión de pagos. Para evitarlo, podría incrementar sus recursos propios o reconvertir sus deudas parte de sus deudas del corto al largo plazo.


SABER MÁS…

Haz clic AQUÍ para saber más sobre cómo interpretar el fondo de maniobra.

CROWDFUNDING

El crowdfunding o micromecenazgo constituye un sistema de financiación colectiva de un proyecto empresarial, social o cultural, por regla general en forma de pequeñas aportaciones.

ACTIVIDAD.- Existen principalmente cuatro tipos de crowdfunding:

  • de recompensa (el inversor recibe, en contraprestación, un producto o servicio);
  • de donación (la aportación es a fondo perdido);
  • de acciones (el inversor participa en los beneficios en proporción a su aportación);
  • de préstamo (el receptor de los fondos debe devolver la cantidad recibida con intereses).

Mira este vídeo protagonizado por Lola Flores, que en la década de los años 80 fue condenada a pagar una sustancial multa por haber cometido fraude fiscal. ¿A qué clase de crowdfunding podría estar refiriéndose la cantante? Razona tu respuesta.

SOCIEDAD DE GARANTÍA RECÍPROCA (SGR)

Son entidades financieras sin ánimo de lucro, cuya finalidad principal es posibilitar y mejorar el acceso al crédito a autónomos y PYMES mediante la concesión de avales; es decir, las SGR avalan a las PYMES ante las entidades financieras.

¿CÓMO FUNCIONAN LAS SGR? Existen dos tipos de socios:

– Protectores. Se trata de instituciones que aportan recursos a la SGR, mejorando su solvencia, sin derecho a solicitar garantías. En general son Administraciones Públicas (CCAA, Diputaciones Provinciales, etc.), Cámaras de Comercio, Asociaciones y Entidades de Crédito.

Partícipes. Cualquier pequeña y mediana empresa que cumpla los requisitos establecidos en los estatutos en cuanto a sector de actividad y ubicación geográfica. Para ser socio partícipe, la empresa ha de ser admitida previamente y adquirir una participación social. A partir de ese momento, ya puede solicitar el correspondiente aval, a cambio de pagar una comisión de de estudio de la operación y un tipo de interés anual.

Si la PYME no hace frente a sus obligaciones con la entidad financiera acreedora, lo hace la SGR en su lugar.


ACTIVIDAD.-

Haz clic AQUÍ y localiza la SGR del ámbito territorial de tu Comunidad Autónoma.