SOCIEDADES

Según su forma jurídica, las empresas pueden ser empresarios individuales o empresas societarias. Estas últimas se clasifican, a su vez, en sociedades de capital (p.ej., las sociedades de responsabilidad limitada), sociedades de economía social (p.ej., las cooperativas) y sociedades personalistas (p.ej., sociedad colectiva).


SOCIEDAD LIMITADA

Mira este vídeo de Infoautónomos para conocer los requisitos, pros y contras de las sociedades de responsabilidad limitada:


OTRAS SOCIEDADES

El siguiente cuadro sintetiza algunas de las formas societarias más comunes. Pasa el cursor o haz clic sobre cada icono para ver la información más relevante:


SABER MÁS…

En la página web de IPYME encontrarás más información sobre estos y otros tipos de sociedades. Haz clic AQUÍ para acceder.

EMPRESARIO INDIVIDUAL

Entre los tipos de empresa según su forma jurídica destaca el empresario individual, que es la persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, con o sin trabajadores por cuenta ajena a su cargo. En este caso, la empresa no tiene personalidad jurídica propia, sino que coincide con la del empresario.

BALANCE

El balance es un documento que refleja la representación contable del patrimonio de la empresa en un momento concreto; es decir, qué bienes y derechos posee la empresa y cómo ha financiado su adquisición. Se compone de tres masas patrimoniales: activo, neto y pasivo.


1. ESTRUCTURA DEL BALANCE

Los elementos del activo se ordenan de menor a mayor liquidez (facilidad para transformarse en dinero), mientras que los elementos del patrimonio neto + pasivo se ordenan de menor a mayor exigibilidad.


2. ECUACIÓN BÁSICA CONTABLE

Para entender mejor la ecuación básica de la contabilidad, te planteo este sencillo supuesto:

Imagina que tienes un saldo de 1500,00 € en tu cuenta corriente y que Hacienda va a devolverte 650,00 € en tu declaración anual del IRPF. Por otra parte, te queda por pagar 900,00 € de un préstamo bancario. ¿Cuál dirías que es tu patrimonio neto?
Si tu respuesta es 1250,00 €, has utilizado la ecuación básica contable:
PATRIMONIO NETO = LO QUE TENGO - LO QUE DEBO



3. ANÁLISIS DEL BALANCE: EL FONDO DE MANIOBRA

El análisis del balance de la empresa permite calcular una serie de indicadores o ratios que sirven para conocer su situación financiera.

Entre estos indicadores está el fondo de maniobra, que constituye la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente. Es decir, la cantidad del activo corriente que no está financiada con el pasivo corriente, sino con recursos permanentes de la empresa (neto + pasivo no corriente). Esto supone cierto margen de seguridad para la empresa, puesto que parte de su activo corriente se financia con recursos que o bien no hay que devolver o bien tienen que devolverse a largo plazo.

FONDO DE MANIOBRA = ACTIVO CORRIENTE – PASIVO CORRIENTE

Según el signo del FM podemos diferenciar principalmente dos situaciones financieras:

1) Si el FM es positivo (FM > 0), estamos ante una situación de equilibrio: las fuentes con vencimiento superior a un año no solo financian el activo no corriente, sino también parte del activo corriente. De modo que la empresa posee bienes y derechos a corto plazo para hacer frente a sus obligaciones y deudas a corto plazo.

2) Si el FM es negativo (FM < 0), estamos ante una situación de suspensión de pagos: los recursos permanentes (neto + pasivo no corriente) ni siquiera financian el activo no corriente. La empresa no tiene liquidez para hacer frente a sus deudas a corto plazo, de modo que existe riesgo de suspensión de pagos. Para evitarlo, podría incrementar sus recursos propios o reconvertir sus deudas parte de sus deudas del corto al largo plazo.


SABER MÁS…

Haz clic AQUÍ para saber más sobre cómo interpretar el fondo de maniobra.